La tercera muestra individual de la artista plástica Sheila Alvarado (Lima, 1979) marca un punto de inflexión en su carrera. Por un lado, afirma que empezará a quitarle protagonismo a su personaje más conocido para involucrarse en un trabajo más personal; y por otro, Limeña girl hace un salto significativo del papel al formato vídeo, ya que la artista ha trabajado para su muestra cuatro pastillas de un minuto de duración.

Se trata de realizaciones en las que Alvarado ensaya una serie de performances en distintos puntos de la capital. Estos vídeos servirán para reflexionar sobre la importancia de los espacios públicos en el proceso de reafirmación de la identidad del limeño. Las piezas audiovisuales, dirigidas por Brian Jacobs, serán presentadas durante la inauguración de la exposición “Limeña”, extrapolando la imagen del personaje a un nuevo soporte.

Limeña girl, con más de cinco años de existencia y casi 300 imágenes publicadas, comenzó como acompañamiento gráfico a una página semanal dedicada al sexo, en un diario de circulación nacional. Sin embargo, rápidamente fue cobrando notoriedad por sí misma. Es así que en febrero de 2008, Alvarado inauguró su primera individual, “Limeña girl”, invitada por la Biblioteca Nacional del Perú.

Dos años después volvería a repetir la experiencia con “Destapada limeña”, exposición en la que consolidó al personaje como una figura popular. “Lo que yo quiero es recrear postales para contar pequeñas historias de lo que es esta nueva Lima”, afirma la artista plástica. “Al mismo tiempo, quiero dejar volar la imaginación para descubrir qué es lo que tenemos y qué queremos de nuestra ciudad”, agrega.

Así vamos a tener a Limeña girl interactuando en su hábitat natural, la ciudad de Lima; y al mismo tiempo, podremos ver a la capital a través de sus ojos. La muestra “Limeña” contará además con las últimas series de pin-ups trabajadas por Sheila Alvarado: en blanco y negro, a dos y tres colores y en secuencias, retomando la idea de las primeras imágenes que se hicieron a inicios del siglo pasado en diarios y revistas.